Tel.: 943 831 079 estudio@echavedecoracion.com

PRESENTACIÓN | BIENVENIDO

Al poco tiempo de conocer a Iñigo Echave, ya te das cuenta de que puedes confiar en él para ponerte en sus manos. Mejor dicho… para poner en sus manos la reforma de tu vivienda u otro proyecto de interiorismo. Es un placer para los sentidos conocer su maravillosa tienda, Iñigo Echave Decoración, situada en Gipuzkoa Kalea 32 de Zarautz, y recorrer las estancias de su espectacular showroom, también ubicado en esta bonita localidad.

En su familia, el mundo de la decoración se ha vivido intensamente desde hace muchísimos años, siendo una familia muy conocida por sus tiendas de decoración en Zarautz. No hay duda de que Iñigo Echave es interiorista y decorador por varias razones… primero por convicción, porque le apasiona su trabajo, de otra manera hubiera sido imposible tener tantos reconocimientos en estos años. Pero también ejerce esta profesión porque le viene de familia.

Cuando Iñigo decidió estudiar decoración, ya llevaba un tiempo haciendo las mejores prácticas: ayudar a su madre, Juanita Bengoechea, y a su hermana, Begoña Echave, en sus respectivas tiendas. Ambas mujeres han sido siempre grandes trabajadoras y luchadoras, y claro, a Iñigo su tesón le viene de casta.

Hola Iñigo, estando en tu tienda, uno no puede dejar de fijarse en las piezas tan singulares que tienes…

Muchas gracias, la verdad es que trato de que esta tienda refleje cuál es mi concepto de la decoración, trayendo piezas de diferentes partes del mundo que ayuden a crear atmósferas con “mucho sabor” en las diferentes estancias de la vivienda. Cada vez que abordo un proyecto por supuesto que tengo en cuenta aspectos fundamentales como una distribución acertada o la perfecta sintonía de cada espacio con la luz, bien sea natural o artificial, pero también es vital definir el carácter decorativo que le confieres, la esencia que impregnes en la casa para que se convierta en un lugar donde te sientas realmente confortable e identificado.

¿Y cómo definirías tu estilo?

Yo soy un defensor de las decoraciones atemporales, cálidas, acogedoras, las que “consiguen hacer hogar”. No soy partidario de las tendencias de excesiva vanguardia donde cada elemento es lo más “in” en diseño, pero que en mi opinión terminan cansando. Cuando inviertes en un proyecto de decoración, inviertes un dinero y debe ser duradero, es importante que te siga encantando a pesar de que transcurra el tiempo. Normalmente pasas muchas horas en tu casa y debe darte serenidad, confort, no cansarte…

En tus proyectos… ¿abogas por las mezclas?

Sin duda, creo que no hay que tener miedo a combinar elementos de diferentes estilos, las piezas modernas pueden crear muy buena sintonía con elementos más clásicos, eso sí dentro de un equilibrio estético por supuesto. Cuando afronto un nuevo proyecto hay infinidad de aspectos que tengo en cuenta para lograr una decoración que refleje la personalidad de quienes van a vivir en ella. Puede darse el caso de que tengan valiosas antigüedades, o que la casa tenga un mosaico, una vidriera o radiadores de hierro antiguos que sería un pecado eliminar. Creo que las viviendas deben tener “alma”, deben ser muy personales y el contraste, si se combina acertadamente, puede resultar muy sugerente.

Dinos Iñigo… ¿de dónde sacas las ideas?

De tantos sitios… Soy muy observador y creo que las ideas pueden surgir en cualquier lugar y momento. Internet, por ejemplo, es una gran ventana al mundo, y claro que lo uso para mirar tendencias, pero también es muy importante estar muy en contacto con el exterior, empaparse de las decoraciones en las propias ciudades, ver, tocar… Procuro ir a todas las ferias internacionales y siempre reservo hotel en el centro de la ciudad porque, después de acudir a los recintos feriales, me gusta observar lo que “se cuece” en las calles, en las tiendas, en la gente.

Si tuvieras la lámpara de Aladino… ¿qué proyecto te gustaría tener entre manos?

Pues la verdad es que no soy ambicioso. Mi estudio está muy enfocado a la vivienda, aunque sí hacemos otras obras por supuesto. Es verdad que hay proyectos más agradecidos que otros pero todos tienen su particularidad, son retos diferentes y eso me gusta. Acabamos de terminar una reforma de una vivienda muy especial en la calle San Marcial. Los clientes querían mantener la estructura original que es maravillosa: las molduras, las vidrieras… creo que hemos logrado configurar una vivienda muy singular y acogedora sin perder la esencia genuina de la casa, que era un requisito fundamental en este caso.

Pero también realizas proyectos para el sector de la hostelería ¿no? Y tengo entendido que incluso tuviste un negocio en este sector…

La de años que han pasado desde aquello (risas). Creo que tenía 22 años cuando monté con un amigo un bar de copas en Jaca: el bar Zarautz. Yo iba los fines de semana a ayudar, ponía copas en la barra y, por el día, aprovechaba para ir a esquiar. Qué tiempos aquéllos… pero hace ya mucho tiempo que traspasamos el bar, era incompatible con mi trabajo.

¿Cuál es momento que más te gusta en un proyecto?

Sin duda cuando finaliza, cuando por fin está todo limpio y ¡¡ sin polvo !!, y ves que tu cliente está muy contento con el resultado. Los proyectos siempre se hacen largos, sobre todo para el cliente que está deseando tener su vivienda lista. Por eso es primordial ser muy serios en el cumplimiento de los plazos.

Y esa premisa me imagino que vosotros la cumplís a rajatabla…

Con máximo rigor, si la obra se alarga que no sea por culpa de nuestro trabajo. Cuento desde hace muchísimos años con un amplio equipo de gremios muy eficaces con los que tengo plena confianza. Esta garantía es esencial ya que, por muy bonita que quede una reforma, si se entrega con retraso, ello puede empañar la satisfacción del cliente, y esto es algo que hay que evitar a toda costa.

¿Algún decorador que te guste?

Hay varios que me gustan, por ejemplo Luis Puerta y Luisa Olazábal. Sus proyectos me dicen mucho y tienen un concepto de la decoración con el que me identifico.

Ambos decoradores salen muy a menudo en publicaciones… pero tus proyectos también se han publicado en conocidas revistas, ¿no?

La verdad es que en unas cuantas, sí, y en varios programas de televisión, por lo cual estoy muy agradecido.

Dejamos la tienda de Iñigo Echave y nos dirigimos a su Showroom, un precioso espacio ubicado frente al mar que recoge las últimas tendencias en decoración. Iñigo suele actualizarlo periódicamente para que lo puedan visitar sus clientes. Está decorado al detalle, como si fuese una vivienda real…

Qué maravilla de showroom… me imagino que muchos clientes te pedirán que cuando les realices su reforma ¡¡ las vistas vayan incluidas !!

Alguno que otro sí (risas)… la verdad es que este espacio me ayuda mucho a que mis clientes se hagan una idea más concreta de muchos aspectos que les planteo. Es como una vivienda real en la que pueden tener un concepto más claro de las distribuciones, los acabados, los materiales, las posibilidades…

Hablando de clientes, ¿suelen venir con las ideas claras?

Algunos sí, pero otras personas vienen precisamente en busca de mucho asesoramiento y en eso consiste nuestro trabajo. Un proyecto engloba tantas cosas… surgen infinidad de detalles donde es importante guiar al cliente hasta crear ese espacio práctico, acogedor y elegante que mejor responde a sus gustos y necesidades. Solemos ofrecer a nuestros clientes la posibilidad de llevarle a su vivienda las piezas de decoración que han elegido, de esta forma las pueden visualizar en su propio ambiente y ver si le convencen antes de decidirse a adquirirla

Puedes descubrir tendencias decorativas muy singulares, como la inusual altura de las puertas que van hasta el techo gracias a unos marcos y jambas especiales. Está claro que esta opción no es adaptable a todas las viviendas, pero en las que sí es posible, transmite una sensación óptica de gran amplitud que otorga una personalidad muy genuina a la estancia.

¿Y trabajas con muchas marcas de decoración?

Trabajo con diferentes marcas sí, y también contamos con importadores de mucha confianza que me ofrecen productos con una magnífica relación calidad-precio. Me gusta jugar con materiales nobles: madera, hierro, piedra… y deben tener mucha calidad para que sean piezas inalterables y duraderas. También soy muy selectivo a la hora de escoger elementos caprichosos, con mucho sabor, que den un aire muy especial a la casa. Encuentro artículos muy interesantes en ferias a las que voy, en viajes que realizo y, por supuesto, hay diseños que hacemos a medida, ya que pueden gustar a un cliente pero no le encajan por dimensiones, así que se lo fabricamos para adecuarse a su espacio.

Me imagino que tu trabajo será bastante estresante… ¿sabes desconectar?

Por supuesto que sí, y creo que es algo fundamental para poder ser productivo. Soy bastante deportista: me gustan los deportes al aire libre y practico muchos aunque mal (risas). Me gusta el golf, el surf, el esquí, no soy hombre de gimnasio; necesito respirar aire libre mientras hago deporte.

Seguramente Iñigo Echave, aunque desconecta de su trabajo, sigue observando a su alrededor mientras coge una ola en la playa de Zarautz o golpea su palo de golf en el campo. Nunca se sabe cuándo puede aparecer algo que te inspira. Además de cargar pilas con el deporte, también disfruta mucho junto a su mujer, Maite, y sus dos hijos, Ramón y Teresa. Y por supuesto con sus amigos y su familia.

Gracias por todo Iñigo, ¡¡ hasta pronto !!

Entrevista y fotos por Muselines

Galería de fotos

Entra en nuestra galería y podrás ver fotos de nuestra tienda.

Arriba